Archivo mensual: enero 2013

2013… un año diferente?

Estimados hermanos, deseando que Dios nuestro Señor prospere nuestras almas, deseo compartirles la siguiente reflexión con motivo de este inicio de año nuevo 2013: Con base en lo que Dios nos ha permitido experimentar en los seminarios de Escuela para Padres en diversos puntos de México y Latinoamérica, me atrevo a decir que independientemente de cual sea nuestra situación actual, muchos nos hemos o nos estamos preguntando… ¿qué o cómo hacer para que este año sea diferente?, en el sentido de mejoría.

Ante todo, buscar a Dios con persistencia antes de tomar cualquier desición

Ante todo, buscar a Dios con persistencia antes de tomar cualquier desición

Considero que el inicio de un año nuevo es un magnifico momento para revisar y ajustar nuestra lista de prioridades. Para muchos su prioridad será la de cumplir o completar nuevos o más retadores objetivos, para otros quizás sea el logar que sus negocios tengan un mejor rendimiento, o que sus ministerios sean significativamente más eficaces,  mientras para otros quizás la prioridad sea el simplemente llegar con buena salud al termino del 2013. Desde nuestra perspectiva (humana y de varones), podemos enlistar un buen número de lógicas e importantes prioridades, pero desde el punto de vista de Dios, en Su Palabra encontramos que la prioridad número uno para este 2013 ―y de hecho para cada día de nuestras vidas―, debe ser simplemente el buscarle a El, escudriñando Su Palabra.

Por favor no me malinterprete, Dios nos ha otorgado privilegios y responsabilidades familiares, laborales, sociales y en nuestra Iglesia, con las que debemos esforzarnos para cumplir como si fueran para El, pero debemos recordar que para Dios, más importante que nuestra actividad y logros, es nuestro corazón.

Dios anhela que nuestro corazón sea intensamente sensible a Su Voz, así como enteramente dispuesto a escucharla y seguirla. Dios anhela que nuestros corazones le busquen con apasionada diligencia, y si nosotros establecemos esto con determinación, El promete que de acuerdo al plan especifico que El tiene para cada uno de nosotros, El nos otorgará la prosperidad en todo lo que emprendamos que le honre.

Buscar a Dios escudriñando en Su Palabra

Buscar a Dios escudriñando en Su Palabra

Un claro y contundente ejemplo y testimonio de esto lo encontramos en 2 Crónicas 26:5 que dice: “Y persistió (Uzías) en buscar a Dios en los días de Zacarías, entendido de visiones de Dios; y es estos días en que busco a Jehová, El le prospero”

En una época en la que somos bombardeados constantemente con ideas y conceptos de que la prosperidad depende de nuestra autosuficiencia, capacitación, acciones y/o diversas herramientas y estrategias, a través de este texto Dios nos recuerda que la genuina y más impactante prosperidad El la otorga a quienes “persistan” en buscarle!. Estoy convencido que esa es la palabra clave es… “persistir”. Nuestra tendencia a descarriarnos, nuestra concupiscencia, los ataques de Satanás, así como las circunstancias actuales mundiales y locales, y las ideas humanistas, siempre estarán presentes en nuestro diario vivir, como un o varios elementos distractores para desviar nuestra mirada de Jesús, nuestro Rey y Salvador, quien es la Vid verdadera y quien sin El nada podremos hacer, como El lo declara en Juan 15: 1-5.

Hermanos, no hay nada que escape a la mirada y cuidado de Dios. El conoce con exactitud cual es cada uno de nuestros pensamientos y deseos, y en todo aquello que le honre y le glorié El esta presto a prosperarnos, siempre que nosotros “persistamos” en buscarle, especialmente cuando las cosas no están siendo como nosotros quisiéramos, o creemos que deberían de ser.

"Persistir" en buscar a Dios en Su Palabra.. El nos otorgará la prosperidad conforme a Su plan especifico para cada uno de nosotros

“Persistir” en buscar a Dios en Su Palabra.. El nos otorgará la prosperidad conforme a Su plan especifico para cada uno de nosotros

Les invito pues para que en este nuevo año 2013, por encima de cualquier prioridad que ya tengamos establecida, coloquemos la de con absoluta determinación ―como el Rey Uzías―, persistiremos en buscarle, asegurándonos así de que este será el año más prospero que jamás hayamos podido imaginar tener o lograr, en todas nuestras áreas, iniciando por la relacional con Jesús, nuestra esposa e hijos.

Para conocer el tipo de prosperidad que Dios otorga, le exhorto a leer 2 Crónicas Capítulo 26.

En el hermoso nombre de Jesús, pido a Dios que este nuevo año El encienda y avive una ardiente e inagotable fogata por buscarle con intensa pasión, confiando enteramente en Su inquebrantable fidelidad a Su Palabra. Dejemos pues que en este año nuevo, Jesús sea y haga la diferencia en nuestras vidas!

Muy bendecido año nuevo 2013!

Jesús de Avila

Por favor recuerde que en caso de tener alguna pregunta o requerir apoyo de oración especifica, así como de requerir consejería, estamos a sus órdenes a través del correo: correodejesus@hotmail.com

Debe vivir el padre para que viva la familia!

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Entre Varones